Viajes a la Antártida

Viajar a la Antártida

  LA ANTÁRTIDA

La Antártida, gracias a su ubicación austral y la dureza del clima, nos propone paisajes difíciles de encontrar en otros lugares del mundo. Antártida, helado continente, es uno de los pocos lugares del planeta que aún no han sido explotados por el hombre.
Más información>>>
Viaje a las Islas Falklands, Georgias del Sur y Península Antártica
19 días  Ushuaia, Canal de Beagle, Islas Falklands (Malvinas), Isla de Carcass, Saunders, Puerto Stanley, Islas Georgia del Sur, Bahía de Elsehul, Bahía Balleneros, Salisbury, Godthul, Bahía de San Andrés, Puerto Gold, Bahía Cooper, Fiordo Drygalski, Bahía Fortuna, Bahía Stomness, Grytviken, Islas Orkney, Mar de Weddell, Brown Bluff, Isla Decepción, Aguas Termales, Bahía Mikkenlsen, Isla Trinidad, Paso Drake
Sin vuelo: 10450 €
Estás en: INICIO
 

Bases científicas

PUERTO LOCKROY
Cuando las condiciones meteorológicas lo permiten, se puede llegar a la orilla y visitar alguna de las estaciones científicas y antiguas bases balleneras que hay en la península e islas antárticas. Algunos de estos lugares, ahora abandonados, conservan intacto todo su poder de evocación y parecen haber congelado en el tiempo un instante de otras épocas. Por ejemplo, en puerto Lockroy, en la isla de Wiencke, las provisiones, los muebles y utensilios cotidianos permanecen como los dejaron en 1954, antes de marcharse, los ocupantes británicos de aquella base. La bahía de esta isla, además de exhibir abundantes restos de huesos de ballena, alberga una importante colonia de pingüinos papúa y abundantes grupos de focas de weddell y cangrejeras. También es posible ver a la rara foca leopardo, un feroz depredador de costumbres poco conocidas, cuyo aspecto general recuerda bastante a un viejo reptil prehistórico.

HANNAH POINT
Antes de puerto Lockroy, en isla Livingstone, también se puede desembarcar: en Hannah Point, una preciosa bahía en la que pueden contemplarse gigantescas colonias de pingüinos papúa y barbijo, además de nutridas familias de elefantes marinos. Los elefantes marinos mueven con parsimoniosa lentitud las gigantescas moles de grasa que son sus cuerpos. Estos desproporcionados mamíferos, que llegan a pesar 3.700 kilos y miran con expresión de obesos tristes, son las focas más grandes que existen. La perezosa quietud de estos colosos contrasta con el ajetreado ir y venir de los pingüinos, que, como adultos bien vestidos y con prisa, corren de uno a otro lado.

ISLA DECEPCIÓN
Entre 1790 y 1988, en toda el área antártica y subantártica se perpetró la más terrible y sistemática matanza de pingüinos, focas y ballenas, incluida, en 1912, la de la Gran azul, una ballena azul de 34 metros, el animal más grande que se haya medido nunca en la tierra. De esta triste parte de la historia antártica sabe mucho isla Decepción. Una isla volcánica, todavía en plena actividad y en la que entre 1900 y 1933 operó una de las mayores factorías balleneras del continente. Aún hoy pueden verse los hornos en los que se obtenía el aceite de foca y ballena y los enormes depósitos en los que se almacenaban. Isla Decepción es un cráter de 10 kilómetros de diámetro, con forma de herradura e inundado por el mar. Este espacio natural resulta desconcertante, pues mientras que la temperatura ambiental, o la sensación térmica, puede rondar los 30 grados bajo cero, uno puede bañarse en algunos lugares de su costa, inmerso en aguas calientes que pueden superar los 60 grados.

CANAL LEMAIRE
Tras el paso por el estrecho de Gerlache, el Aleksey Maryshev se acerca al canal Lemaire. A los lados, sólo el manto blanco de las nieves recientes y los hielos milenarios suavizan los duros perfiles de una costa defendida por escarpados farallones que, entre colosales lenguas de glaciar, muestran sus oscuras y verticales caras de basalto. El paso es tan estrecho y las paredes que estrujan el agua tan altas que en pleno mediodía el barco queda a la sombra.

FARADAY
Cerca de la isla Peterman puede visitarse la antigua base inglesa Faraday, mítica estación científica donde se detectó por primera vez el agujero de ozono. Éste es el punto más austral del viaje, a muy poca distancia del Círculo Polar Antártico. En estas latitudes y en esta época nunca se hace de noche y merece la pena alargar el día para ver el amanecer, alrededor de las cuatro de la madrugada, cuando los icebergs empiezan a reflejar las primeras luces del tímido sol y se asiste al más exquisito repertorio de juego de luces antártico. A veces, el lejano golpeteo de las ballenas minke, estrellando sus cuerpos contra el agua, sirve de contrapunto sonoro al espectáculo de luz.

BAHÍA PARAÍSO
Llegando al que probablemente sea uno de los parajes más majestuosos que puedan verse en el mundo, bahía Paraíso, una luz de intensidad desconocida pinta el gigantesco borde claroscuro de la costa, sobre unas aguas quietísimas. Lo que no está en el guión de bahía Paraíso, pero puede suceder, es que inesperadamente aparezca en escena un grupo de orcas. A menos de 100 metros de donde está la zodiac vemos aparecer fugazmente unas aletas. Mientras seguimos mirando en aquella dirección, escuchamos un fuerte resoplido a nuestra espalda. Cinco orcas están detrás de nosotros, tan cerca de la embarcación que simplemente extendiendo el brazo habría sido posible tocar sus escurridizos lomos negros. Pura adrenalina.
En todos los sentidos, la Antártida es un lugar donde lo razonable es imaginar lo inimaginable. Un territorio extremo, ante cuya excepcional belleza e inusitada dureza lo más elocuente es el silencio. Un mundo que despierta la añoranza y un irresistible impulso de volver, incluso antes de haberse ido. Un sitio que al alejarse de él provocaba en Shackleton un último pensamiento: "La nostalgia del hielo, la tristeza de la partida, el anhelo de regresar a la inmensidad blanca y vacía".

www.viajas.com

  NOTICIAS DE LA ANTARTIDA

Descubrieron polvo de supernova en la Antártida - MiamiDiario.com
Fue a hacer una sinfonía a la Antártida y casi pierde un brazo - Clarín
Se accidentó un avión argentino en la Antártida: los tripulantes fueron rescatados por militares chilenos - Clarín
Compartir internet y “escuchar” la electricidad: cómo es la vida en la Antártida - El Observador
Analizan crear áreas marítimas protegidas a gran escala en la Antártida - EFE - Noticias
Mauricio Macri ganó en la Antártida - infobae

  OTROS: VIAJES A ARGENTINA

Noches en Iguazú
3 días  Iguazú
Sin vuelo: 235 €
Viaje a la Antártida, desde Ushuaia a Nueva Zelanda o Viceversa
33 días  Ushuaia, Canal de Beagle, Paso Drake, Canal de Lemaire, Isla Pléneau, Isla de Petermann, Estrecho de Penola, Islas Fish, Isla de Flouder, Isla Detaile, Mar de Bellingshausen, Isla Pedro, Mar de Amundsen, Mar de Ross, Bahía de Balleneros, Capa de Hielo de Ross, Montes Terror y Ave, Cabo Royds, Estación Estadounidense Mac Murdo, Base Scott de Nueva Zelanda, Castle Rock, Valle de Taylor, Drygalski, Estación Italiana de Bahía Terra Nova, Cabo Hallet, Reserva Sub- Antártica de Nueva Zelanda, Isla Campbell, Bluff. Este mismo recorrido se puede hacer de manera inversa, (saliendo desde Nueva Zelanda)
Sin vuelo: 22500 €
Viaje por las Islas del Océano Atlantico Sur
25 días  Ushuaia, Islas Georgias del Sur, Saslisbury Plan, Isla Prion, Isla Gough, Tristan da Cunha, Isla Nightgale, Isla Inaccesible, Santa Helena, Isla Ascensión
Sin vuelo: 5850 €
Tour por Buenos Aires, Calafate e Iguazú
13 días  Buenos Aires, Ushuaia, El Calafate e Iguazú.
Con vuelo: 2695 €